Poco a poco van subiendo las temperaturas, y en más de una ocasión cuando hemos acudido a un taller de chapa y pintura Ciudad Lineal, Madrid, nos habrán dado a conocer los estragos que el sol está causando en nuestro vehículo.

El astro rey es el principal enemigo de la pintura del automóvil, este daña irreversiblemente el color y brillo provocando que la capa protectora de barniz pierda su resistencia y densidad, disminuyendo como consecuencia su brillo y apareciendo el temido efecto de color apagado.

En cualquier taller de chapa y pintura Ciudad Lineal, Madrid, podemos observar los daños que el sol puede causar al coche debido a la acción de los rayos ultravioletas, que unido a las altas temperaturas dan como resultado un envejecimiento prematuro del coche.

No solo los colores pierden su brillo, o las gomas se resecan y las escobillas del limpiaparabrisas pierden sus propiedades y se agrietan. Otro elemento importante son los faros del vehículo que tienden a volverse opacos, impidiendo que alumbren de manera correcta con el consiguiente peligro para la seguridad vial.

Capitulo a parte son las partes interiores, como el salpicadero o las tapicerías, así como el volante, que experimentan una rápida erosión y desgaste.

Como consejo para evitar todo esto, lo mejor es aparcar en una zona sombreada o evitar estacionamientos prolongados al descubierto, y si esto no fuera posible, el uso de algo tan sencillo como un parasol es imprescindible para protegerlo. Aplicar ceras especiales para proteger la carrocería de la radiación solar y evitar lavar el coche cuando esté muy caliente también nos ayudarán a mantener el coche como nuevo.

Desde Zigiauto, ponemos a tu disposición al mejor equipo de profesionales para asesorarte y ayudarte en todo lo relacionado con el mantenimiento de tu vehículo, y si fuera necesario, en su reparación.