Los amortiguadores son uno de los tres vértices del triángulo de seguridad junto con los frenos y los neumáticos en un vehículo. En nuestro taller de coches de Ciudad Lineal, Madrid, te explicamos lo importante que son para tu seguridad y cómo saber cuándo se encuentran en mal estado.

Unos amortiguadores en buen estado absorben adecuadamente las irregularidades del terreno, reducen la inercia de tu vehículo y reparten su peso de forma equilibrada entre los neumáticos. Por el contrario, si éstos se encuentran en mal estado, las consecuencias para tu seguridad pueden ser fatales.

Nuestro taller de coches de Ciudad Lineal, Madrid, te advierte de que unos amortiguadores defectuosos aumentan la distancia de frenado, puesto que los neumáticos pierden adherencia, y provocan fatiga en el conductor. Unos amortiguadores desgastados también disminuyen el control del vehículo en las curvas y frente a los baches, favorecen el aquaplaning, y hacen que el coche se balancee en exceso cuando sopla un viento fuerte.

Como norma general, debes revisar los amortiguadores de tu vehículo en un taller especializado cada 20.000 kilómetros y sustituirlos cada 50.000 o 60.000 kilómetros a los sumo. A partir de los 100.000 kilómetros los amortiguadores no hacen ya nada.

Si deseas conocer el estado de tus amortiguadores antes de llevar tu coche al taller puedes probar a empujar sobre tu vehículo por encima de cada rueda. Si al soltar se produce un efecto rebote es que algo no va bien. En ese caso, tráenos tu coche a Zigiauto. En nuestro taller te cambiaremos tus amortiguadores con rapidez y buenos precios y, sobre todo, con un trabajo de calidad que garantizará tu seguridad.