Las pistolas de pintura y los aerógrafos se utilizan en diferentes oficios, como en taller de chapa y pintura en Ciudad Lineal (Madrid). Las pistolas posibilitan emplear pintura, lacas o barnices en diversas superficies, como en la chapa de automóviles. Estas se denominan pistolas de gravedad. Llevan la cazoleta para la pintura en la parte de arriba, el pulverizado es menor y consumen menos que las habituales, denominadas de succión. Por su parte los aerógrafos, se utilizan principalmente para acabados. De esta forma se logra un resultado de mayor calidad. La pintura difuminada es unos de los efectos conseguidos mediante esta herramienta. Las capas de pintura son más finas, lo que permite conservar los detalles de la superficie donde se aplica.

Un aerógrafo, como los utilizados en el taller de chapa y pintura en Ciudad Lineal (Madrid), tiene aspecto de pluma estilográfica. Contiene una ligera aguja en su parte interna, un inyector que alterna aire con pintura, barniz o laca, según el material con que se trabaje, un envase para depositar dicho material, y una manguera conectada a la distribución de aire. Este aparato permite un recubrimiento sistemático al aplicarlo en la superficie deseada. De este modo, se logra cubrir más espacio en menos tiempo y a su vez posibilita unos magníficos acabados como la simulación de polvo.

Un aerógrafo puede utilizar distintas pinturas. Prácticamente todas las pinturas suelen ser pulverizadas. Pero las pinturas acrílicas son las más utilizadas, ya que al mezclarse con agua facilita, tanto su aplicación como su limpieza. Del mismo modo, la pintura debe ser adecuadamente delgada, para facilitar su circulación por el mecanismo, así como suficientemente firme para mantener la fuerza del acabado y asegurar su durabilidad.

En el taller de chapa y pintura Zigiauto te ofrecemos los mejores servicios y acabados para tu automóvil.